TASAS  NOMINALES  Y  EFECTIVAS  DE  INTERES

 

Seguramente  a Usted le resultará común escuchar –sobretodo en su relación con las entidades financieras-, que se le habla de tasa de interés nominal anual (T.N.A) y de tasa de interés efectiva anual (T.E.A).-

  Sin duda alguna el caso más común que se presenta es el de los certificados de depósito a plazo fijo, en donde podrá apreciar que aparece impresa una tasa con las siglas T.N.A., es la denominada Tasa Nominal Anual.- Esta sirve para calcular el interés utilizando la fórmula más sencilla para cálculo de interés que existe, que es la denominada fórmula de interés simple; a saber:  

 

 

Interés = Capital x tasa% x plazo en días   (A)

                100              365  

 

Es decir que si Usted deposita U$S 53.510 a 30 días de plazo a una Tasa Nominal Anual del 8%, los intereses que generaría dicha colocación surgirían del siguiente cálculo:

 

Interés = U$S 53.510 x (8%/100) x (30/365)

 

Interés = U$S 53.510 x 0,08 x  0,08219178 = U$S 351,85

 

Usando la tasa nominal anual se hace posible que el gran público -que no maneja los conocimientos de matemática financiera avanzada-,  la comprensión y el control de la liquidación de intereses mediante la utilización de la fórmula de interés simple.-

 

Es decir que la tasa nominal de interés es una tasa cuya única razón de ser es posibilitar que el público pueda controlar su depósito mediante la aplicación de la fórmula de interés simple.-

 

Por lo que esta tasa no le indicará  a Usted el rendimiento real de su inversión al cabo de 365 días dado que "no contempla el “efecto de la capitalización de los intereses.- Es decir, si Usted al vencimiento de los 30 días renueva el plazo fijo por otro período similar, incorporando los intereses al capital y suponiendo que la tasa de interés es la misma; podrá observar que los intereses que ganará en el segundo período de 30 días serán mayores a los generados en el primero; debido a que el capital colocado es superior al habérsele acumulado al depositado originalmente, los intereses ganados en el primer período y así sucesivamente.-

 

Remitiéndonos al ejemplo expuesto ut supra, si Usted repite esta operación al cabo de 365 días habrá obtenido tasa efectiva anual (T.E.A) del 8,3041% QUE ES LA QUE LE INDICA EL RENDIMIENTO DE SU INVERSION, y que es superior a la tasa nominal anual (T.N.A) que figura en el certificado.-

 

La determinación de esta tasa efectiva anual de interés se realiza sobre la base de la denominada “fórmula de interés compuesto”, cuya utilización para la persona que no posee conocimientos de matemática financiera resulta sensiblemente más compleja que la fórmula de interés simple, y ella es la siguiente:    

 

 

                                                   n                       

interés = Capital x [ (1+ i)    - 1]  (B)  

 

                              Donde:

i   es la tasa de interés efectiva anual expresada en tanto por uno

n  es un número que resulta de dividir la cantidad de días por el cuál se realiza la inversión dividido 365 que son los días del año.-

Cuando los banqueros definen la tasa de interés que van a pagar a un depositante (en su caso cobrar a un acreedor), piensan en tasas efectivas, y luego que toman la decisión que fija el nivel de la misma; calculan las tasas nominales equivalente a ellas.- Para de esta manera hacer posible que las personas sin conocimientos avanzados de matemática financiera puedan controlar el importe del interés que van a recibir -en su caso abonar-; utilizando la sencilla y consecuentemente muy difundida fórmula de interés simple desarrollada ut supra en (A).- 

 

Conocer esta diferencia entre tasa efectiva anual  y nominal anual también resulta muy importante en el momento de evaluar el costo de un préstamo